antienvejecimiento, Belleza, cosméticos, cremas, cuidados faciales, dermatocosméticos, envejecimiento, Estética, locion, skin care

Grandes mitos de las cremas antiage

Frecuentemente lanzan al mercado cremas, lociones o geles brindando soluciones mágicas para erradicar los efectos del envejecimiento, que en realidad la mayoría son marketing y que muchas veces caemos en ellos. Te presento los grandes 10 mitos de las rutinas antiage:

  1. Cremas con efecto lifting: Ninguna crema de por sí, tendrá este efecto. No hay evidencia científica que lo corrobore, pues ninguna tiene los componentes de una toxina botulínica o de un relleno que producirá estos  efectos. Sólo en un consultorio médico certificado te lo brindará mediante procedimientos mínimamente invasivos o con la utilización de aparatología.  Ninguna crema es capaz de reafirmar ni eliminar una arruga.
  2. Cremas eliminadoras de manchas: Otra gran mentira. Las cremas – serum que venden en el mercado son complementarias a los procedimientos recomendados por tu médico de confianza. Ninguna crema eliminará o erradicará esa mancha que llevas por años. Los porcentajes de los ingredientes son tan mínimos que sólo harán un barrido de la primera capa de la piel, brindando solo una luminosidad a tu rostro.
  3. Cosméticos con nombre de famosos: Una crema famosa no indica que sea eficaz y que te vaya a servir. Los productos para tu rutina diaria deben ser personalizados y de acuerdo a tu necesidad.
  4. ¡La crema más cara es la mejor! Que un producto sea costoso, no conlleva a que te va a brindar solución. Tu tipo de piel y tu necesidad en ese momento, sí lo es. El respaldo de productos dermatocosméticos te ayudará al cuidado e hidratación en tu rutina de skin care, productos certificados y con gran respaldo científico.
  5. Cremas naturales: Que un producto sea natural, no quiere decir que un 100%  te va a brindar mayor efecto o sea más seguro. Muchas veces sucede lo contrario ya que algunos productos no pasan por controles sanitarios. Los productos dermatocosméticos invierten en estudios para tener respaldo científico y ser hipoalergénicos.
  6. Utilizar la crema hidratante durante años: Gran error. No es que tu piel se acostumbre y ese producto no te sirva, es debido a que la piel es dinámica, en constante transformación donde factores como el clima, alimentación, estado de ánimo, estrés, etc., hacen que tu piel vaya variando la necesidad de productos.
  7. Los productos coreanos son los mejores, de ahí radica la linda piel de las coreanas: Falso, gran error en el que caen la mayoría. Su genética agradecida y sus rutinas diarias son claves para tener dicha piel, siendo la más importante el cuidado del sol. La protección solar, las barreras físicas, rutinas estrictas y constantes son sus armas letales para combatir el envejecimiento, esto no quiere decir que los productos coreanos sean malos, solo que son productos cosméticos y en mi blog pasado les hable sobre ellos.
  8. Si mi hidratante tiene protector solar, me ahorro el protector: Rotundamente falso. Si lo que quieres es ahorrar, ésta no es la mejor solución. Ese ahorro será aún más grave más adelante, puesto que dichas hidratantes la mayoría sólo tienen un SPF de 15, que es igual a cero.
  9. Las BB cream: Comercializadas como la gran solución a todos tus problemas y mágicas porque te sirven como hidratantes, anti manchas, protector solar y camufladoras de cualquier anti imperfección. Un solo producto es difícil que abarque la necesidad de cada tipo de piel; lo ideal es tener una rutina cuidadosa y según tu necesidad realizada con constancia para tener buenos resultados.
  10. Cepillos limpiadores: producto innovador y vendido para todo tipo de piel. Es real que uno de los pilares fundamentales en el cuidado de la piel es la limpieza, pero estas aparatologías no son indispensables. Si no tienes una rutina de cuidado adecuada y un mantenimiento, el cepillo no va a hacer las maravillas que dice, ni va a ser la solución para el acné, arrugas o manchas. Si ya cuentas con el, úsalo moderadamente, límpialo bien pues generan humedad dando la proliferación de hongos y bacterias, no deben ser usados con exfoliante, ni en acné, rosácea o piel sensible

La gran recomendación es crear una rutina de cuidado de la piel de acuerdo a tu tipo de piel y tus necesidades guiadas siempre por tu medico de confianza. Invertir en buenos productos certificados y tener una rutina con constancia serán tus mejores aliados para combatir el envejecimiento.

Recuerda: una piel hermosa requiere compromiso, no milagros

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *